BLOG
Blog
LA VALIDEZ DEL CONTENCIOSO ELECTORAL III/III

Zacatecas
Miércoles, 26 de abril de 2017

Blog

Por Lic. José Corona Redondo

Publicado en El Sol de Zacatecas el 26 de abril de 2017.

Continuando con la elección presidencial de 2006. Los gobernadores que con actos de corrupción y abuso de poder participaron en ese proceso electoral fueron: José Murat de Oaxaca, Arturo Montiel del Estado de México, Mario Marín, de Puebla, o los panistas Sergio Estrado Cajigal de Morelos o Ignacio Loyola, de Querétaro, los videos de Ahumada y Bejarano, la participación del “Niño Verde” en la venta de terrenos en Quintana Roo etc. Incluso diversos reportajes periodísticos sugirieron (ofreciendo indicios atendibles) de que la propia familia política del presidente Fox había incurrido en un ilícito tráfico de influencias y  enriquecimiento ilegal, lo que puso en duda la propia honestidad del primer presidente emanado de la oposición, tradicionalmente promotora de la democracia y la ética como principio político.

Por lo cual, en materia de rendición de cuentas se podría decir incluso que se dio un paso atrás, pues en los últimos gobiernos priistas se llamaba a cuentas al menos a algunos de los grandes corruptos del gobierno previo, como vía para compensar la falta de legitimidad democrática de la que padecían crecientemente esos gobiernos (tradición renovada con la aprehensión de Elba Esther Gordillo en 2013). Y es aquí donde aparece una lamentable paradoja: los grandes gobiernos que no gozaban de plena legitimidad democrática impulsaban en menor medida, por eso mismo, la rendición de cuentas (aunque no fuera completa ni con criterios universales).

En cambio el gobierno que con más legitimidad democrática inició su gestión, se dio en el compromiso de impulsar seriamente la impulsión de cuentas por un cálculo erróneo de mejor empujar una reforma económica estructural. Y al final se quedó sin cumplir ninguno de los dos objetivos. Pero en términos democráticos eso afectó el hecho de que se preservara la impunidad como la norma en el desempeño del poder político, y el paso del entusiasmo democrático despertado en el año 2000 a una clara decepción y desconfianza democrática en 2006, como saldo del primer gobierno emanado de una alternancia pacifica. Dicha decepción, lejos de haberse amortiguado en los años subsiguientes se ha profundizado.

En la misma materia el gobierno de Felipe Calderón por un lado, continuó la línea foxista no se abrieron expedientes de casos evidenciados, pendientes de diversos funcionarios y gobernantes que recientemente habían incurrido en algún tipo de abuso de poder, sean del partido que sean. Aunque por otro lado promovió una reforma constitucional para dar nuevas bases sobre acceso a la información pública, la decepción y el escepticismo frenaron el impulso democratizador. 

La dinámica de los procesos electorales y el diseño de los mismos, frente al fenómeno de la alternancia del poder, trajo por consecuencia la construcción de nuevos proyectos y diseños políticos que sentaron las bases de una nueva y moderna democracia.



Visitas: 192


BUZÓN DEL PRESIDENTE
DEL PRI ZACATECAS

BOLETÍN SEMANAL DEL PRI


  botón para suscripción del boletí
TWITTER